Con esa victoria el después no será fácil

Los datos de última hora no son las mejores noticias para quienes no están de acuerdo en que la Presidencia termine gobernando sobre la justicia y sobre los medios de comunicaciones. Si la tendencia de los datos que se ingresan actualmente en el sistema del Consejo Nacional Electoral continúan, el Sí finalmente se impondrá en las dos preguntas que han desatado una gran expectativa en los últimos días: la 4 y la 9.
Pero si no son las mejores noticias, no dejan de ser muy buenas noticias. Es, en efecto, muy buena noticia que en esas dos preguntas el margen del triunfo del Gobierno será lo suficientemente estrecho como para que cuando se pretendan hacer las reformas a la Constitución se ponga en la mesa de la discusión el tema de la legitimidad y de la conveniencia para el país de que estos dos temas sean traducidos en reformas constitucionales.
Si todo sigue igual, al final del conteo de votos los resultados serán casi idénticos al del conteo rápido que el CNE hizo público a las 21:00 del sábado y que, a la postre, obligó al Gobierno a suspender la fiesta en la avenida de los Shiris. Según este conteo rápido, el Gobierno habrá alcanzado una ventaja mínima en estas dos preguntas que son la médula del proyecto político de Correa. Es decir el corazón de su intento por controlar la justicia y la prensa.
Con un margen tan estrecho, será bastante complicado poner en ejecución las dos propuestas. La comisión especial que se deberá conformar para reformar a la función judicial nacerá con una notoria debilidad y con un margen de acción muy corta. La opinión pública, para cuando se empiece a conformar a este organismo, estará notoriamente escéptica de la propuesta de Correa.
Lo mismo o quizá algo peor ocurrirá con la idea de hacer un consejo de regulación cuyo evidente objetivo es neutralizar el trabajo de la prensa privada del país. Esta tema deberá pasar por la Asamblea Nacional y luce complicado, a la luz de estos resultados, que se articule una mayoría lo suficientemente sólida como para que la voluntad del Presidente se imponga de forma integral. ¿Cómo van a actuar los asambleístas de Alianza País que representan a provincias donde el triunfo del No fue contundente como en Bolívar o Loja? Sin duda, el panorama no es sencillo.
El Gobierno hará todo lo necesario para que al final del conteo aparezca como el gran triunfador de la consulta. Pero este tema no puede ser considerado con la óptica del hincha que se solaza ante el triunfo de su equipo en la tanda de penales.
Hacer cambios constitucionales tan dramáticos con un apoyo que no llegará más allá de los 50% del electorado es sin duda un desafío a la legitimidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s