La aberración de la Ley Resorte

Hace falta una mezcla de profunda ignorancia con otro tanto de desfachatado fascismo para concebir una reforma legal como la que se cocina en Venezuela para regular, desde el Estado, lo que la gente publique en Internet.
Ignorancia porque se necesita no saber un carajo de lo que pasa en el mundo para llegar a pensar que se puede poner horarios para la publicación de determinado material en la red.  Ignorancia sin límites, se necesita, para pensar que una aberración como aquella es aplicable en un territorio (el digital) donde  el poder de los ciudadanos es casi igual, o incluso mayor, que aquel que tienen los Estados. Basta ver lo que sucede con Wikileaks y basta seguir la guerra cibernética de los hackers para comprender que estupidez semejante es simplemente inaplicable, amén de inaceptable e indignante.

Pero si es estúpido pensar que una ley así es realizable, más sorprendente es pensar que haya gente que puede imaginar un mundo con reguladores estatales que  controlen que ciertos contenidos sean  publicados en  horarios determinados.  O que se establezca, como propone esta reforma a la que se la ha llamado Ley Resorte, que los proveedores de Internet serán los responsables de lo que se publique en la red.
Y se necesita tener un desfachatado fascismo para redactar cosas como que  “el Estado creará un punto de interconexión o punto de acceso a la red de los proveedores de servicios de Internet en Venezuela con la finalidad de manejar el tráfico con origen y destino en Venezuela, con el objeto de utilizar de manera más eficiente las redes del país dado el carácter estratégico del sector”.
Increíble pero cierto. Este tipo de propuestas no nos sorprendían cuando llegaban desde países totalitarios y con culturas distintas a la nuestra, pero esta vez la noticia nos llega desde la casi vecina Venezuela.
Lo que produce temor es que la brecha que separa a quienes piensan que a los medios de comunicación hay que imponerles regulaciones de contenido y quienes conciben proyectos de ley como esta de Venezuela es mínima.

Anuncios

5 Respuestas a “La aberración de la Ley Resorte

  1. las revoluciones bolivarianas (que grotesco tener que mencionar de esta forma al Libertador) se mueven entre la ignorancia y la estupidez. Tu lo has dicho y detallas un ejemplo. Sobran ejemplos. Son demasiados. Caudillos ignorantes y estúpidos están por ahí. Lo lamentable es que existan todavía pueblos que los aprecien y sostengan.

  2. Así es… de esa clase de gobierno son los amigos de nuestro gobierno, mas no del pueblo…

  3. Eso, ninguna mente que se jacte de defender la libertad de opinión puede aceptar. Además es muy difícil de aplicar. Chávez se equivoca y lo que logrará es el efecto contrario a lo que se propone. Lo que es igual de preocupante, es que EEUU y otros países estén buscando una ‘solución final’ para acabar de un solo tajo las fuentes de noticias que no convienen a sus intereses globales, como las filtraciones de los documentos de Wikileaks, para acallar las voces de los Assanges del mundo.

    Es decir que, lo que busca el gobierno estadounidense es poner en la categoría de ‘terrorista’ el ejercicio de la libre expresión al estilo Wikileaks, pretextando que ciertas filtraciones ponen en riesgo la seguridad nacional de EEUU. De lograrlo, ningun medio de comunicación como The New York Times, El Pais, The Vanguard y otros, podrán publicar ninguna información fidedigna (pues son documentos originales sin editar) procedente de una fuente diferente a las convencionales, so pena de ser considerados terroristas.

    Y una vez que EEUU y sus aliados pongan en su lista de terrorismo a los Wikileaks del mundo, estos podrán ser, literalmente hablando, eliminados, lease asesinados. O en el mejor de los casos, purgar largas condenas. Y ay de aquellos medios de información del mundo que se atrevan a publicar información proveniente de fuentes tipo Wikileaks, correrán la misma suerte que los Assanges del mundo: muerte o encarcelamiento por ejercer el terrorismo.

    En suma, mientras el gobierno venezolano querría tonta y arrogantemente poner horarios para la publicación de ciertos materiales en la red, EEUU querría acallar las voces de los ‘whistle-blowers’ (personas que desvelan situaciones ilegales e inmorales de un gobierno), de los ‘Wikileaks’ y de los Medios de Comunicación del Mundo.

    Assange está peleando en la Corte inglesa por no ser extraditado a Suecia, país que lo busca para un interrogatorio por un par de juicios pendientes de abuso sexual, pues considera un ardid de Suecia para entregarlo a las autoridades estadounidenses. Defendamos el derecho a la libre expresión en el Internet condenando la idea de Chávez y tambien la del Gobierno de EEUU. Aquí hay un evidente paralelismo.

  4. Total es solo un vecino semi-totalitario, lo malo como dijo Ron Damon, esto creo que es contagioso. Ud. sabe lo demas. saludos.

  5. ahi si no dicen nada los defensores de Correa y Chavez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s